Opinión

Excuse me while I kiss the sky

Para gustos, colores; y, si no, cantantes y compositores. La música nos hace sentir a todos algo diferente, pero lo importante es que nos haga sentir, como le ocurrió a Jimi Hendrix cuando compuso Purple Haze.

Jimi Hendrix escribió Purple Haze después de un colocón descomunal de LSD. Esa droga produce sinestesia, de manera que todo sonido se transforma en percepciones ópticas. Según él, soñó que se encontraba en medio de una nebulosa violeta, ¡lo que es capaz de hacer la mente humana! En esa canción hay una frase que puede conmigo, digamos que desconcierta mis sistemas: Excuse me while I kiss the sky. No es baladí, por supuesto que no. Sería la respuesta más rotunda que haría cualquier melómano a un: ¿por qué te gusta el Rock?

Jimi sentó las bases de mucho más que la música. Es obvio que hay una discusión en nuestros días: los clásicos rompen con todo lo nuevo, se consagran como una cumbre elitista y sin titubear consideran a todo lo demás basura. Es fácil ocultarse detrás de una capa de excelencia, detrás de todas las canciones que han pasado por el tamiz del tiempo y que rebosan esencia. La crème de la crème. Por otro lado, surgen nuevas ideas, nuevos ritmos, letras que intentan expresar cómo se sienten los jóvenes, a quienes les ha tocado adaptarse a una realidad que no era siquiera imaginable hace veinte años. No hacen falta ya guitarras o baterías, ni siquiera voz, solo compartir la realidad de una generación para poder salir a escena. La música urbana se extiende más allá de las discotecas, se postula como un movimiento social que afecta a todos los ámbitos, incluso a la moda o a las relaciones, apelando por píldoras instantáneas, canciones con fecha de caducidad, singles de un mes. Si te he visto, no me acuerdo.

La fugacidad del éxito supone la búsqueda constante de la canción del verano y contrasta con la dificultad y el esfuerzo de las producciones del siglo pasado. Nadie puede dudar de la perfección de Bohemian Rapsody, de las letras de Dylan, ni dejar de vibrar con el rift de Satisfaccion. Sin embargo, no hay que olvidar que todo lo que el Rock santifica rompió con lo preconcebido en su momento. Las guitarras no llegaron al Olimpo por casualidad, supieron plasmar las ansias de libertad de su generación. La actitud rompedora, unida a la vida y obra de estos artistas fue lo que los convirtió en estrellas; ahora, se han convertido en iconos. Y no es de extrañar, en un mundo sin medios de difusión masivos como los que hoy disponemos, que triunfar en la música por aquellos años suponía la excelencia. Nadie duda de que si David Bowie o Elvis Presley hubiesen nacido en nuestra época volverían a triunfar, pero, ¿podemos decir lo mismo de los artistas actuales?

Desde luego, la música no se puede definir. No se puede explicar por qué tres acordes pueden hacerte feliz o motivarte a correr diez kilómetros, no está en nuestra mano decidir qué nos hace sentir. Desde mirar una foto a comerte una hamburguesa, nada tiene el mismo valor para todo el mundo. La relatividad de los sentidos, la percepción distinta de los sentimientos y la transmisión de empatía que desprende la música es incomparable con la de cualquier otra forma de arte. Esto no solo hace a la música singular, sino que crea una historia única en cada oyente, en cada reproducción aleatoria. Por eso, no es posible comparar el Rock con el Trap. Por eso, por mucho que nos empeñemos, siempre habrá que convivir con gustos y modas, pero solo el tiempo dirá si algo es realmente bueno o no.

Si me preguntas a mí, perdóname mientras beso el cielo. Además, si quieres dilatar la mente, cuanta más música, mejor.

0 comments on “Excuse me while I kiss the sky

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: